Café orgánico: saludable, ecológico y solidario

Si te parece útil ¡compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

 

Granos de café orgánico.

Seguro que más de una vez te has encontrado en tu tienda o supermercado habitual algún producto que se vende bajo la etiqueta de “orgánico”, especialmente en los últimos años, donde este tipo de artículos parecen haberse multiplicado. El café no es menos, y también son muchas las marcas que ofrecen café orgánico a sus consumidores.

Pero ¿qué es realmente el café orgánico? Básicamente, es un café cultivado y elaborado con técnicas respetuosas con el medio ambiente. Esto significa que no utilizan productos químicos como pesticidas o fertilizantes, y que las plantas de las que se obtiene no han sido manipuladas genéticamente, por lo que además de positivo para el medio ambiente, lo es también para quienes lo consumen.

Para tener la certeza de que realmente estamos comprando un café orgánico tenemos que fijarnos en que el producto esté certificado como tal. Dependiendo del país de origen y de donde lo compremos, la certificación puede estar expedida por el gobierno o por alguna organización o empresa capacitado para ello, como la International Federation of Organic Agriculture Movements (IFOAM). Eso sí, el hecho de que un café esté catalogado como orgánico no significa que esté libre al cien por cien de agentes químicos, ya que una pequeña parte sí que puede estar elaborado de esta forma. Sin embargo, estamos hablando de cantidades muy pequeñas, ya que lo que se suele exigir es que el 95% de la producción sea totalmente natural.

Comercio justo

Pero lo orgánico no se queda aquí. También suele incluirse en este tipo de productos (dependiendo de quién lo certifique) los que respetan las bases del comercio justo. Esto es particularmente importante en el caso del café, ya que en gran parte se trata de un producto que procede de países en vías de desarrollo, por lo que estos estándares garantizan el cumplimiento de una serie de prácticas y condiciones en favor de los productores.

Para conseguir esto, se tratan de reducir el número de intermediarios entre el agricultor y la empresa que vende el producto final, se establece un precio fijo para evitar que las variaciones del mercado perjudiquen al productor y se persiguen las mejores condiciones laborales posibles, entre otras medidas responsables con los agricultores y todo su entorno. El organismo encargado de certificar que todas estas practicas se llevan realmente a cabo es el Fairtrade Labelling Organisation (FLO).

También hay que tener en cuenta que este tipo de café suele ser algo más caro que el convencional, así que es una decisión que queda en tus manos. Busca, compara y si crees que te lo puedes permitir, no dudes en buscar un paquete de café orgánico la próxima vez que vayas a hacer la compra si quieres contribuir con tu granito de arena (o mejor dicho, de café) a que todos vivamos en un mundo un poco mejor.

Si te parece útil ¡compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies