DeLonghi ECAM 22.110 B Mágnifica S: Análisis

Si te parece útil ¡compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

DeLonghi ECAM 22.110 B Magnífica S

DeLonghi ECAM 22.110 B Magnífica S
8.625

Calidad del café

9/10

    Facilidad de uso

    8/10

      Diseño y materiales

      8/10

        Funciones

        10/10

          Pros

          • Muchas opciones de personalización
          • Molinillo poco ruidoso
          • Compatible con café en grano o molido
          • Manual muy detallado

          Cons

          • No hace un café tan cremoso como otras
          • Diseño un tanto descuidado
          • Notable presencia de elementos plásticos

          Cafetera DeLonghi ECAM 22.110 B Magnifica SYa hemos comentado varias veces que DeLonghi es una de nuestras marcas preferidas, y en los últimos años se ha establecido fírmemente como la más vendida en el sector de las cafeteras. Pues bien, dentro de su amplia gama de modelos, la DeLonghi ECAM 22.110 B Mágnifica S es lo que podríamos denominar como la estrella del equipo. No en vano, ocupa el primer puesto en la lista de ventas de Amazon, una clasificación que siempre es un buen termómetro para ver hasta qué punto un producto satisface las demandas del gran público.

          Este modelo es una cafetera súper automática que tiene por objetivo ofrecer un café de gran calidad, con numerosos extras y opciones de personalización, por lo que está enfocado hacia un público más exigente. Sin embargo, al contrario de lo que podría parecer, su precio no es nada disparatado, siempre y cuando tengamos en cuenta que se trata de una cafetera de gama media-alta.

          Una vez hechas las presentaciones, vamos a adentrarnos en el análisis de esta DeLonghi ECAM 22.110 B Mágnifica S, para ver por qué ha seducido a tantos clientes en todo el mundo.

          DeLonghi ECAM 22.110 B Magnifica S: Diseño y materiales

          El diseño de la DeLonghi Magnífica S no es especialmente atractivo. Más bien se puede considerar como sencillo y directo, sin pretensiones. Sus colores negro y plateado brindan una sensación de exclusividad, pero su forma nos parece un tanto cuadrada y tosca.

          En lo que a construcción se refiere, tiene una presencia robusta y sólida, pese a la predominancia de plásticos en su carcasa. No ocupa demasiado espacio, ya que cuenta con unas dimensiones de 43 x 23,8 x 35,1 centímetros, y tiene un peso aproximado de 9 kilogramos.

          En el panel de control frontal encontramos los botones con los que manejaremos la máquina, una pequeña rueda para controlar la intensidad del café y los indicadores luminosos que nos señalan la función que hemos seleccionado y si hace falta realizar alguna operación, como rellenar el tanque de agua o vaciar el depósito de los posos.

          delonghi_ecam_22110b_2Como buena cafetera automática, incorpora su propio molinillo, de forma que podemos disfrutar siempre de un delicioso café recién molido. El depósito para el grano está situado en la zona superior trasera, donde también encontramos otro depósito más pequeño por si optamos por añadir el café ya molido. Esto es muy útil, por ejemplo, por si de vez en cuando queremos preparar un descafeinado, ya que podemos añadirlo ya molido sin tener que vaciar los granos que ya tenemos. En la parte delantera se sitúa la bandeja calienta tazas, para tenerlas a punto.

          El tanque de agua tiene una capacidad de 1,8 litros, lo que no está mal, y está ubicado en un lateral. Puede extraerse por completo para llenarse o limpiarlo de forma fácil.

          Entre los elementos que trae de serie, tenemos un medidor dosificador, un filtro ablandador y un frasco de líquido descalcificador.

          DeLonghi Magnífica S en funcionamiento

          A primera vista puede parecer complicado poner en funcionamiento la DeLonghi Magnifica, pero no es así en absoluto. La primera vez que la usemos puede llevarnos unos diez minutos preparar nuestra primera taza, incluyendo el tiempo necesario para sacar todos los componentes de la caja y familiarizarnos con la máquina. Evidentemente, en sucesivos usos este tiempo se reducirá drásticamente.

          Puede preparar café corto o café largo, y para una o dos tazas, además de las especialidades lácteas e infusiones que pueden prepararse con el vaporizador. Para comenzar el proceso, debemos pulsar el botón de encendido, seleccionar la intensidad con el díal y a continuación el tipo de café y número de tazas. Por defecto, para los cafés cortos se servirán unos 40 ml y para los largos unos 120 ml, pero podemos ajustarlo para que salga más o menos cantidad, siguiendo los pasos indicados en el manual.

          Del mismo modo, también es posible modificar la temperatura para obtener un café más o menos caliente, aunque a priori se trata de una operación innecesaria, ya que viene calibrado de fábrica para obtener un buen resultado.

          delonghi_ecam_22110b_3Tenemos que advertir que aunque las operaciones básicas son muy intuitivas, durante los primeros días es posible que tengamos que consultar el manual para recordar qué significan algunos indicadores luminosos, ya que si tiene una luz fija significa una cosa y si parpadea significa otra. Sin embargo, es cuestión de tiempo que comprendamos a la perfección cada uno de los parámetros.

          En general, el resultado es bastante bueno incluso con los ajustes que vienen de fábrica, aunque todo dependerá de la calidad del café que usemos. Las tazas resultantes tienen cuerpo y buena temperatura, si bien es cierto que echamos un poco en falta algo más de crema.

          Por último, cabe destacar que la máquina tiene una función de autolimpieza que se activa cada vez que se apaga. Aunque así se gasta más agua y energía, es la única forma de estar seguros de que nuestra cafetera se mantiene siempre en óptimas condiciones, por lo que es una función que valoramos muy positivamente.

          Características completas

          • Dimensiones: 23,8 x 43 x 35,1 cm
          • Peso: 9 Kg.
          • Color: negro
          • Presión: 15 bares
          • Potencia: 1450 vatios
          • Materiales: Plástico y acero inoxidable
          • Capacidad del depósito de agua: 1,8 l
          • Bandeja de goteo extraíble
          • Función de limpieza automática
          • Función de autoapagado
          • Sistema Thermoblock para mantener una temperatura alta y constante
          • Programa de descalcificación
          • Sistema Cappuccino
          • Dispensador ajustable, para usar tazas de distinto tamaño

          Conclusiones

          DeLonghi nos trae con esta ECAM 22.110 Magnífica una cafetera a la altura de su prestigio, con una buena calidad de construcción, opciones suficientes para adentrarse en el mundo barista y un sistema de preparación bastante sencillo. Y para los que quieran tener un café exquisito con sólo pulsar un botón, la configuración por defecto también se acerca a la excelencia.

          Asimismo, incluye funcionalidades que justifican lo que hay que pagar por ella, como su Sistema Cappuccino, limpieza automática, sistema de descalcificación… No es de extrañar que actualmente sea la cafetera automática más vendida, y sólo se le pueden encontrar algunas pegas que en general quedan en un segundo plano.

           

           

          Si te parece útil ¡compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

          Deja un comentario

          Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

          Uso de cookies

          Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

          ACEPTAR
          Aviso de cookies