Illy Francis Francis X1: Análisis

Si te parece útil ¡compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

Illy Francis Francis X1

Illy Francis Francis X1
8.375

Calidad del café

8/10

    Facilidad de uso

    9/10

      Diseño y materiales

      10/10

        Funciones

        8/10

          Pros

          • Su ya mítico diseño, obra de Luca Trazzi
          • Materiales de calidad
          • El vaporizador para espuma es de sobresaliente
          • Fácil e intuitiva de usar

          Cons

          • Su precio
          • El café que elabora podría tener más cuerpo
          • Un poco lenta en calentar el agua
          • El depósito de agua es un poco justo

          Illy Francis Francis X1Quizá la marca FrancisFrancis! te suene un poco a chino. Pero si te decimos que este fabricante es propiedad de Illy, seguramente la cosa cambie. Pues bien, en este análisis vamos a echar un vistazo a la Illy Francis Francis X1, una cafetera manual que destaca por su atrevido y vintage diseño.

          Este modelo fue lanzado originariamente en 1995, y desde entonces se han ido haciendo sucesivas revisiones y mejoras, aunque sin alterar ese espíritu retro que la caracteriza, ya que el aspecto exterior apenas ha cambiado en todos estos años.

          La Illy X1, o Francis Francis X1 (en el mercado se puede encontrar bajo ambas denominaciones) fue ideada por el diseñador y arquitecto Luca Trazzi, que posteriormente también recibió el encargo por parte de la marca de dar forma a otros de sus modelos, como la X7 o la X8, estos últimos de una gama inferior a esta X1.

          A lo largo de su historia ha recibido numerosos premios, y ha sido elegida por la prestigiosa revista Forbes como una de las mejores cafeteras de lujo del mundo. Y eso, lógicamente, también se deja notar el el precio.

          Actualmente pueden encontrarse distintas versiones, que difieren en algunos detalles. Básicamente, tenemos la X1 Trio, compatible con monodosis ESE, la X1 Iperespresso, que sólo puede usarse con las cápsulas de Illy del mismo nombre, y la Illy Francis X1 Molido, que admite café molido además de monodosis. En este artículo vamos a centrarnos en este último modelo, aunque casi todas las características que describamos pueden aplicarse también a los otros dos.

          Illy Francis Francis X1: Diseño y materiales

          Como ya hemos señalado, el diseño es el punto fuerte de esta cafetera, por lo que sin duda es un modelo más orientado a quienes buscan no sólo un electrodoméstico, sino además una estética concreta para llevar a su cocina.

          Luca Trazzi rememoró con esta creación el diseño italiano de los años 60 y 70, y tomó también elementos del diseño de automóviles. Sin ir más lejos, el modelo rojo, el más popular de todos, recuerda mucho a los clásicos F1 de Ferrari.

          El termostato ocupa un lugar central en la X1, y a sus lados encontramos el botón de encendido y el resto de controles que necesitamos para preparar el café. A la derecha tenemos el tubo vaporizador, y en la parte trasera el depósito de agua, con capacidad para 1 litro, algo escaso, todo sea dicho.

          Los materiales, como se presupone en una cafetera que puede encuadrarse en una gama deluxe, son de muy buena calidad, destacando el uso del acero inoxidable en prácticamente todos los elementos de su cuerpo.

          En la parte superior se encuentra la siempre bienvenida bandeja para calentar las tazas, mientras que en la inferior existe un compartimento extraíble en el que acaban las gotas, y que puede limpiarse fácilmente.

          La Illy X1 puede encontrarse en distintos colores. Particularmente, creemos que el rojo es el que mejor le sienta, y el más genuino, pero si alguien prefiere otra tonalidad, también puede optar por el negro, el gris, el amarillo, el naranja… Eso sí, algunos colores es bastante complicado encontrarlos.

          Illy Francis Francis X1 en funcionamiento

          El funcionamiento de la Francis Francis X1 es bastante sencillo y directo, algo a lo que también contribuye el hecho de que no tenga muchas opciones para preparar el café. Sólo permite preparar un espresso estándar (la versión Trio permite elegir entre tres), aunque gracias al vaporizador podemos disfrutar de deliciosos cappuccinos u otras especialidades con leche.

          Una vez encendida la cafetera, podemos ver cómo la aguja del termostato comienza a desplazarse hasta el icono de la taza de café. Una vez llegue hasta ahí, un indicador luminoso se encenderá y también sonará un pequeño pitido, que nos hará saber que la temperatura ya es la adecuada. El tiempo necesario para alcanzar este punto es un poco más extenso del que nos hubiera gustado, aunque en ningún momento llega a ser desesperante.

          Ahora sólo queda desplazar hacia abajo una pequeña palanca (este es otro elemento bastante retro) y colocar la taza o tazas para obtener nuestro espresso.

          Si queremos preparar un cappuccino, después de esta operación activaremos la palanca del vapor, y de nuevo la máquina se encargará de avisarnos cuando el panarello pueda ser usado. Con una rueda que hay encima de este, es posible regular la intensidad del vapor. Nada más. Sólo necesitaremos estas dos palancas para preparar nuestro café. Facil, ¿verdad?

          El espresso resultante es de una calidad aceptable: calentito, suave, uniforme y con la crema justa. Sin embargo, podría esperarse un poco más de una cafetera de este prestigio, ya que otros modelos más económicos preparan un café con más cuerpo.

          Por supuesto, para disfrutarlo al máximo es recomendable optar por café molido (por nosotros sólo unos minutos antes, si puede ser), en lugar de por monodosis, que arrojan un resultado más aguado y menos consistente.

          Características de la Illy X1 Molido

          • Construido en acero inoxidable
          • Sistema de calentamiento mediante caldera de latón
          • 15 bares de presión
          • Potencia: 1100w
          • Voltaje: 120v
          • Peso: 8,4 kg.
          • Dimensiones: 34 x 33 x 25
          • Admite café molido
          • Admite monodosis ESE
          • Longitud del cable: 1 metro

          Conclusiones:

          Lo primero que hay que tener claro a la hora de plantearse comprar la Illy Francis Francis X1 es que se trata de un producto que podemos clasificar como deluxe. No solo vamos a adquirir una simple cafetera, sino también un diseño y una marca de prestigio.

          Una vez aclarado este punto, lo cierto es que es una cafetera de gran calidad, con materiales resistentes y duraderos, una caldera de latón que asegura una buena temperatura y un sistema que produce una de las mejores espumas que puedas encontrar. Y aunque no pueda decirse lo mismo del espresso, tampoco puede decirse que haga un café malo. Simplemente, los hay mejores.

          A ello hay que sumar otros muchas ventajas, como su precioso diseño, la variedad de colores, el protagonismo que adquiere el termostato, el sistema de aviso…

          En resumen, si quieres darte un capricho o hacer un regalo especial, y su alto precio no es un inconveniente, sin duda no te equivocarás con su compra.

          Para terminar este análisis, aquí os dejamos un video que, aunque está en inglés, sirve para hacernos una idea de lo que podemos encontrarnos si nos decidimos por esta cafetera:

          Si te parece útil ¡compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

          Deja un comentario

          Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

          Uso de cookies

          Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

          ACEPTAR
          Aviso de cookies